Saltar al contenido

Impuesto cedular: Guía completa para contribuyentes

impuesto cedular

El impuesto cedular es un régimen fiscal aplicable en México a ingresos específicos como arrendamientos, intereses, dividendos, entre otros. Conocer su funcionamiento es clave para todo contribuyente. En esta guía encontrarás información completa sobre qué es, cómo aplica, tasas impositivas, fuentes de ingresos sujetas, declaración y más.

impuesto cedular

¿Qué es el impuesto cedular?

El impuesto cedular es un esquema de tributación diferenciado en México que se aplica a ciertos ingresos pasivos como:

  • Ingresos por arrendamiento.
  • Ingresos por intereses.
  • Ingresos por dividendos y utilidades.
  • Ingresos por venta de acciones.
  • Ingresos por enajenación de bienes inmuebles.
  • Otros ingresos como regalías.

Se le conoce como impuesto cedular porque se calcula y declara de forma separada para cada tipo de ingreso mencionado anteriormente. Esto permite aplicar una tasa impositiva diferente según el origen del ingreso.

A diferencia de impuestos como el ISR, el impuesto cedular se paga de forma definitiva, por lo que no es acreditable para efectos del ISR anual.

¿En qué consiste la aplicación del impuesto cedular?

La aplicación del impuesto cedular consiste en identificar los ingresos pasivos o extraordinarios que obtiene el contribuyente para aplicar la tasa que corresponda y realizar el entero o pago del impuesto.

Por ejemplo, si una persona física obtuvo en 2023 ingresos por $100,000 de intereses, se deberá aplicar la tasa del impuesto cedular para esa fuente de ingreso (intereses), que actualmente es de 35%. Entonces se calcularía:

Ingresos por intereses: $100,000 Tasa de impuesto cedular: 35% Impuesto cedular a pagar: $100,000 x 35% = $35,000

Como vemos, el impuesto se calcula aplicando la tasa establecida para esa fuente a los ingresos obtenidos. El contribuyente debe realizar este cálculo para cada tipo de ingreso cedular que obtenga y efectuar el pago de impuesto correspondiente.

¿Cuáles son las fuentes de ingresos sujetas al impuesto cedular?

Las principales fuentes de ingresos sujetas al pago de impuesto cedular son:

  • Arrendamiento: ingresos por renta de bienes inmuebles, cabe destacar que no aplica para ingresos por hospedaje ni otorgamiento del uso o goce temporal de bienes.
  • Intereses: intereses reales y nominales pagados en efectivo, bienes o servicios. Incluyendo intereses moratorios, ajustes de pagos a plazo, ganancias en operaciones financieras derivadas, entre otros.
  • Dividendos y utilidades: distribuciones de utilidades, remanentes, reembolsos pagados por personas morales.
  • Enajenación de acciones: ingresos por venta de acciones en bolsa de valores.
  • Enajenación de bienes inmuebles: ingresos por venta de terrenos, construcciones adheridas al suelo, derechos relacionados.
  • Otros: regalías por derechos de autor, uso o goce temporal de derechos de llave, marcas, asistencia técnica no prestada por empleados o trabajadores asimilados.

¿Cómo se calcula el impuesto cedular?

El cálculo del impuesto cedular consiste en aplicar la tasa establecida para cada tipo de ingreso cedular sobre el monto obtenido de dicho ingreso.

La fórmula para calcularlo es la siguiente:

Impuesto cedular = Ingreso cedular x Tasa impositiva cedular

Por ejemplo, supongamos que en 2023 se obtuvieron $300,000 por concepto de arriendos de bienes inmuebles. En este caso aplicaría una tasa de impuesto cedular de 25%. Entonces el impuesto a pagar sería:

  • Ingreso por arrendamiento: $300,000
  • Tasa de impuesto cedular: 25%
  • Impuesto cedular = $300,000 x 25% = $75,000

Por lo tanto, se deberían pagar $75,000 de ISR por los $300,000 de ingresos por rentas.

¿Cómo se declara y se paga el impuesto cedular?

La declaración y pago del impuesto cedular debe realizarse de forma mensual o trimestral a través de la “Declaración de pago del impuesto cedular”, que es una declaración independiente de la declaración anual de ISR.

Los plazos para efectuar la declaración y entero son:

  • Mensualmente: a más tardar el día 17 del mes posterior.
  • Trimestralmente: a más tardar el día 17 del mes siguiente al finalizar cada trimestre.

El pago puede efectuarse en ventanilla bancaria, por transferencia electrónica o incluso en tiendas de autoservicio y conveniencia que brinden el servicio. Se utiliza para ello la línea de captura que emite el sistema al enviar la declaración.

Es importante conservar el comprobante que emite el sistema al presentar la declaración, así como el comprobante del pago realizado.

¿Quiénes están obligados a pagar el impuesto cedular?

Están obligadas al pago del impuesto cedular todas aquellas personas físicas y morales residentes en México que obtengan alguno de los ingresos mencionados anteriormente durante el año fiscal, incluyendo:

  • Personas físicas con actividad empresarial y profesionales.
  • Personas físicas con ingresos por arrendamiento o enajenación de bienes.
  • Personas morales como S.A, S.C, S.R.L. y S.A.S.
  • Entidades extranjeras con o sin establecimiento permanente en México.
  • Fideicomisos que obtengan ingresos cedulares.

Independientemente del régimen fiscal en que tribute el contribuyente, si obtuvo ingresos cedulares en el ejercicio está obligado a aplicar las tasas y mecánica dispuesta en esta ley.

¿Se pueden realizar deducciones o exenciones en el impuesto cedular?

A diferencia del ISR sobre ingresos por salarios o actividades empresariales, en el impuesto cedular no se permite realizar deducciones personales ni se otorgan exenciones.

Únicamente existen ciertas exenciones para algunos casos muy específicos, como intereses exentos pagados por integrantes del sistema financiero.

Pero como regla general, no hay forma de disminuir la base del impuesto cedular ni reducir el impuesto determinado. Solamente se aplica la tasa establecida sobre el monto total del ingreso que corresponda para cada contribuyente.

Esto hace que el impuesto cedular se pague de forma definitiva.

¿Existen tasas impositivas diferentes para cada fuente de ingresos cedulares?

Sí. Una de las características del impuesto cedular es que se establecen tasas impositivas diferentes dependiendo el tipo de ingreso cedular que se haya obtenido.

Las tasas actuales aplicables son:

  • Intereses: Tasa de 35% sobre el monto del ingreso por intereses nominales y reales.
  • Dividendos: Tasa de 10% sobre los dividendos o utilidades distribuidas.
  • Arrendamiento: Tasa de 25% aplicable sobre los ingresos por rentas obtenidos en el mes.
  • Enajenación de acciones: Tasa de 10% sobre las ganancias obtenidas.
  • Enajenación de bienes inmuebles: Tasa de 25% sobre la ganancia en la operación.
  • Regalías y otros: Tasa de 25% sobre estos ingresos pasivos extraordinarios.

Dependiendo el tipo de ingreso cedular, se deberá aplicar la tasa impositiva vigente que corresponda según estas disposiciones.

Beneficios y desventajas del impuesto cedular

El impuesto cedular tiene ciertos beneficios, pero también algunas desventajas:

Beneficios

  • Permite un control segmentado de ingresos extraordinarios.
  • Evita el diferimiento de impuestos por ingresos pasivos.
  • Facilita la recaudación de impuestos sobre ingresos no declarados anteriormente.

Desventajas

  • Complejiza las obligaciones fiscales de contribuyentes.
  • No permite realizar deducciones ni acreditamientos.
  • Puede generar doble tributación en ciertos casos de ingresos acumulables.

En resumen, tiene como fin primordial el pago de un impuesto definitivo sobre fuentes de ingreso que anteriormente no tributaban o lo hacían hasta el ejercicio siguiente.

Preguntas frecuentes

El impuesto cedular genera varias interrogantes entre los contribuyentes. A continuación resolvemos las más comunes:

¿El impuesto cedular reemplaza al ISR anual? +

No. El impuesto cedular es un gravamen adicional y definitivo que se paga sobre ciertos ingresos, pero no reemplaza ni sustituye a la presentación de la declaración anual de ISR ordinario por actividades empresariales, salarios, honorarios y demás ingresos acumulables. Solamente es un pago de impuesto adicional sobre los ingresos extraordinarios o pasivos que obtenga el contribuyente en el ejercicio.

¿Se debe pagar impuesto cedular además del ISR anual? +

Sí. El pago de impuesto cedular es adicional e independiente del ISR anual. Si en un ejercicio una persona obtuvo ingresos gravados en el ISR anual y adicionalmente obtuvo ingresos por intereses o arrendamiento, deberá pagar ambos impuestos: el ISR anual y el monto de impuesto cedular determinado por los ingresos extraordinarios.

Si se declara en el régimen de incorporación fiscal, ¿se debe pagar también impuesto cedular? +

Sí. Independientemente del régimen fiscal de tributación, todas las personas físicas y morales están obligadas a pagar el impuesto cedular si obtienen ingresos gravados bajo este esquema. Por ello, los contribuyentes del RIF que obtengan ingresos como intereses, arrendamientos, dividendos, venta de acciones o bienes inmuebles, deberán determinar, declarar y pagar el impuesto cedular aplicable.

¿El impuesto cedular se paga sólo sobre ingresos en efectivo o también sobre ingresos acumulables? +

El impuesto cedular se causa cuando se obtienen los ingresos gravados, independientemente de que hayan sido cobrados en efectivo o estén documentados mediante una cuenta por cobrar. Por ello, el impuesto cedular se paga tanto por los ingresos cobrados en efectivo como por aquellos ingresos devengados pero pendientes de cobro.

Conclusión

El impuesto cedular forma parte medular de la política de recaudación fiscal de México. Conocer su aplicación, tasas para cada tipo de ingreso, mecánica de cálculo, declaración y pago es esencial para todo contribuyente, en especial para profesionales de la contabilidad y finanzas.

Confiamos que esta guía detallada sobre el impuesto cedular resuelva tus dudas. No olvides buscar asesoría con expertos fiscales para resolver cualquier inquietud adicional sobre este impuesto.